Home » Columnas » No pierdas talento cuando recortes personal
Cuando sea el tiempo de decir adiós a tu personal cuida no recortar talento que difícilmente recuperarás.

No pierdas talento cuando recortes personal

Columna FH en Red

  • Debemos conocer la mejor manera de enfrentar los recortes de personal y sobrevivir en el intento. Esta gran crisis global de salud y económica dejará una estela de aprendizajes de carácter personal, familiar, social, organizacional y gubernamental.
  • Tenemos enfrente a tres pandemias: la de Covid-19, la económica y la de recorte de personal. Esta última podría infectar a toda la organización.
  • Reduzcamos los riesgos para garantizar eficiente desvinculación de personal.

Carlos Vargas

La pandemia del Covid-19, y ahora, la segunda pandemia, la económica, sumadas a gobernantes irresponsables e indiferentes, a la pérdida de empleos y cierre de empresas, ha generado una enorme volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad (VICA), ello en el mundo de las organizaciones de toda dimensión: microempresas, Pymes y grandes empresas, por lo que concluiremos este año 2020 enfrentado una tercera pandemia, la de recortes de personal.

Asociado a esta adversidad pandémica, también se presentará una necesaria reconfiguración empresarial producto del obligatorio confinamiento y la revelación de los beneficios de la tecnología digital en tiempos de pandemia en la particularidad del home office, que tarde o temprano tendría que llegar, consecuentemente impactará en el empleo con la llamada “Nueva normalidad y un mundo nuevo de comunicación dual”, en una obligada reconversión de procesos y redefinición de perfiles. Y habrá que tener mucho cuidado dado que en el recorte de personal existe siempre un gran riesgo de recortar equivocadamente.

¿Es irremediable el recorte de personal? 

Hagámoslo en tiempo y forma evitando caer en una amputación al perder talento; es exigible hacer productivos los cambios organizacionales profundos impidiendo generar problemas legales y organizacionales en un tema socialmente sensible que podría acarrear un inevitable y severo castigo del mercado. 

Démonos la oportunidad de, por lo menos, conocer la práctica del outplacement (OPC), que nos dará las estrategias y razonamiento para enfrentar en este momento y con buen juicio al monstruo del recorte de personal; son tiempos de pandemia de salud, económica y muy probablemente social, y el outplacement, ofrece 5 acciones para reducir el impacto del recorte de personal en las organizaciones

“El ogro despierta y desmoraliza a tus colaboradores provocando toda clase de temores emocionales a lo largo y ancho de las organizaciones”.

Con el OPC las penas son menores 

Hagamos uso de una de las mejores prácticas de RH que nos permitirá conocer cómo enfrentar transformaciones organizacionales ante las complejas dinámicas sociales; el empleo constituye en nuestra cultura una forma vital de vinculación social, económica, psicológica, por lo cual el despido genera daños económicos y psicológicos, no sólo en las personas que se van, sino también en las familias y en la productividad de las personas que se quedan al ver salir compañeros de trabajo, más si estos son maltratados. 

El OPC

Es una práctica que presenta una metodología muy bien establecida, sin embargo, existe la flexibilidad para diseñar estrategias y acciones adecuadas para cada caso y esa es la tarea de los expertos en esta materia.

La práctica del OPC, no sólo aplica para las personas que se van a desvincular (despedir), a las cuales básicamente se les tiene que notificar y capacitar para su reinserción a un empleo en otra organización, hay variedad de servicios a proporcionar dentro de esta práctica para diversos perfiles y diversos propósitos en la desvinculación.  

¿A quiénes envuelve esta práctica de RH?

El OPC visualiza a la organización afectada de una manera holista (integral) a través de sus stakeholders, que, para efectos del OPC, son las partes afectadas e implicadas en cualquier empresa, (podría ser un Pyme o gran empresa), y a los cuales dividimos en:

  • Internos, que son aquellos que gozan de los beneficios y participan en la generación de recursos de la empresa. Ver gráfica.
  • Externos, que son los que aportan o se benefician con los productos y servicios a la empresa. Ver gráfica.

En un proceso de OPC, los stakeholders directamente implicados y afectados, son los desvinculados o despedidos, y cuando llega su momento también los jubilados los cuales pueden ser capacitados a través de la metodología del OPC, así como los colaboradores que permanecerán después del recorte de personal, con los que habrá que trabajar mucho en lo referente a sus nuevas tareas y la motivación. 

Objetivos del OPC

Éstos están orientados a evitar riesgos y garantizar eficiente y humana desvinculación de personal y he aquí algunas razones para recurrir al OPC.

Riesgos presentes en una desvinculación de personal

Por aprendizajes que hemos vivido, uno de los riesgos más dañinos es y será el no hacer las preguntas y no tener las respuestas correctas para dimensionar y diseñar las “Estrategias ante reto de mitigar el inevitable despido masivo de personal”, a saber: Comunicación, Separación, Retención y Continuidad y que alineadas nos llevarán a tener resultados exitosos. 

¿Y después de los recortes, qué haremos?

Si en un ambiente de enorme volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad, conocido como VICA, y después de un lamentable recorte de personal, hemos privilegiado la continuidad de la operación del negocio, ahora habrá que voltear a ver esa transformación, hacia la “nueva normalidad” cuestión que alcanza inclusive a un nivel personal. 

Cada empresa tendrá que tomar con seriedad esta experiencia y hará su análisis de riesgos, sobre todo lo que implica el regreso a la oficina. Con este enfoque de riesgos, las preguntas clave son, entre otras:

  • ¿Puedo seguir operando como lo estoy haciendo actualmente?
  • ¿Cuál es mi costo de oportunidad por estar operando “a distancia”?
  • ¿Cuáles son los riesgos en los que estoy inmerso?

Reflexión

Un programa masivo de recorte de personal conlleva un sentido de responsabilidad social empresarial con la dignificación del hombre y de las organizaciones en su relación laboral. 

Por ningún motivo debemos olvidar el sentido de supervivencia, no podemos darnos el lujo de perder empresas, principalmente las Pymes y su importante generación del empleo: “El tema de desvinculación de personal, por sus alcances, es de indelegable responsabilidad de la alta dirección” Vamos a hacerlo con responsabilidad social y un gran sentido de “marca empleadora”. Podemos afirmar que conociendo a fondo y aplicando con buen juicio la práctica del outplacement, puede llegar a ser la vacuna siempre anhelada en cualquier pandemia.

El colofón 

Te hacemos una cordial invitación a un Webinar gratuito el jueves 25 de junio a las 17:00 hrs. con el tema Desvinculación de Personal en tiempos de Crisis de Salud y Económica, favor de registrarse previamente; el día del evento habrá un recordatorio. 

Y por favor recuerda “La curva no es tan plana”, por lo que no bajemos la guardia y sigamos con el #PoderosoNoSalgas y el #QuédateEnCasa.

Escrito por Carlos Vargas

Carlos Vargas
Carlos Vargas Hernández es reclutador digital, consultor, coach, gestor de asociaciones profesionales, articulista, escritor, mentor y conferencista. Es colaborador de diversos medios, como Merca 2.0.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada..Los campos marcados son obligatorios *

*