Home » Columnas » Finanzas personales. Mucho cuidado con los pequeños gastos…
Es necesario poner atención a los pequeños gastos diarios que, en conjunto, representan una sangría mensual a nuestras finanzas personales.

Finanzas personales. Mucho cuidado con los pequeños gastos…

En muchas ocasiones los pequeños gastos son justo los que nos sacan de nuestro presupuesto –uscire di tasca, dicen los italianos-, por ello, debe poner especial atención en ellos. Un amigo mío decía, al hablar de este tema, que es necesario pensar en el capuchino diario que compramos…

Es necesario poner atención a los pequeños gastos diarios que, en conjunto, representan una sangría mensual a nuestras finanzas personales.

 

Magdalena Macías

 

Construir nuestro presupuesto mensual no es tan difícil como tener disciplina para aplicarlo y, claro, controlar nuestro gasto diario, que no es otra cosa que cuidar nuestras finanzas personales. Por ello, esta vez nos enfocaremos en los pequeños gastos de todos los días, los cuales por sí mismos pueden sacarnos no sólo de nuestras estimaciones, sino también de nuestras casillas.

Un ejemplo de lo anterior es el café capuchino que mandamos pedir a la oficina. El costo varía, según el lugar de donde lo pidamos, por supuesto, pero pongamos un precio promedio, digamos 35 pesos. Si usted es de los amantes del café, podría pedir un capuchino diario, lo cual nos da un gasto de 175 pesos a la semana, 700 pesos mensuales, más propinas, que podrían quedar de la siguiente manera: cinco pesos diarios por 20 días hábiles, son 100 pesos más. Es decir, 800 pesos al mes.

Otro gasto que se puede derivar de descuidos y afectar nuestras finanzas personales, es no pagar sus tarjetas o servicios antes de las fechas límite, lo cual conlleva aplicaciones de cargos por morosidad y cobranza, que van de 200 a 400 pesos, más intereses, según la institución bancaria o servicio. En el caso del gas, teléfono, televisión por cable o la luz, por ejemplo, muchas veces se cobra la reconexión del servicio, con gastos que van desde hasta 200 pesos.

Así, si usted deja de pagar tres tarjetas al mes, en las fechas convenidas con su banco o tienda departamental, le puede representar hasta 1,200 pesos mensuales, más la reconexión de servicios –otros 300 pesos- y, claro, las molestas llamadas de sus acreedores.

Un caso más de agravio a nuestras finanzas personales son las propinas que da a los viene-viene, los cerillos -chicos que nos ayudan a guardar la compra del súper- y a quienes le limpian, por así decirle, la carrocería o el parabrisas del auto. Si se estaciona en la calle más de dos veces al día, de a cinco pesos la propina, más dos pesos por cada vez que un limpiaparabrisas se le monta en su unidad, esto podría representar un gasto diario de hasta 20 pesos, lo que nos da una cantidad final al mes de 600 pesos.

Ahora, si tiene malacostumbrados a sus hijos a comprarles a la menor provocación en la tienda de conveniencia más cercana algún antojo, digamos en un Oxxo o Seven Eleven, cada visita puede salir en alrededor de 50 a 70 pesos, lo que al mes puede representarle una cantidad mayor a los 1,000 pesos, que es un sangrado a nuestra economía y finanzas personales.

Así que la siguiente vez que tenga que realizar uno de estos gastos piénselo dos veces, pues podría ahorrar una cantidad significativa a final de mes, en beneficio de su bolsillo y finanzas personales, que puede estar entre 4,000 y 5,000 pesos, más lo que se acumule, según sus hábitos y costumbres de todos los días.

Hasta la próxima.

 

Escrito por Magdalena Macias

Magdalena Macias
Magdalena Macías Macías, es socia directora de Comunicación CM, especialista en comunicación organizacional y finanzas personales, ex colaboradora de varios medios de negocios, como Mundo Ejecutivo y Tecnología Empresarial, además de diversas publicaciones internas de la UNAM.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada..Los campos marcados son obligatorios *

*