Home » Columnas » El ISSSTE, en duda y en deuda
El ISSSTE debe abonar a la confianza, pues en el último año y medio solo ha dejado dudas en el camino para la industria farmacéutica.

El ISSSTE, en duda y en deuda

Columna Negocios Farma

Es importante que el gobierno abone a la confianza de una industria que ha sido motor de desarrollo y que genera alrededor de 100 mil empleos directos y 500 mil indirectos. Así que a abrir la cartera y pagar las deudas, sobre todo la más viejas, y después, hacer un calendario puntual de pagos. Solo así empezará a cambiar la percepción de este sector sobre el actual gobierno.

Magdalena Macías

El tiempo sigue su marcha, las hojas del calendario de este 2019 se hacen cada vez menos y la administración encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) todavía no ha dado fechas de pago para las deudas que el sistema de salud tiene de ejercicios anteriores. En concreto, la del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), que dirige Luis Antonio Ramírez Pineda, preocupa mucho, tanto por el monto como por el tiempo que ésta lleva rezagada.

No hay que olvidar que el adeudo con la industria farmacéutica en el ejercicio 2018 es de 2,204 millones 200 mil pesos, y en 2017, la deuda aún por liquidar es por un millón 170 mil pesos. Hasta el primer semestre de este 2019 el ISSSTE ya tiene una deuda vencida por 705 millones 031 mil pesos.

La gran pregunta que se hace la industria farmacéutica en general es si este organismo todavía puede pedir medicamentos y seguir endeudándose. Por supuesto, una institución de salud como el ISSSTE no podría operar sin insumos médicos ni medicamentos, pero la lógica indica que primero tendría que pagar por lo que consume antes de pedir más.

Viabilidad financiera del ISSSTE

Cabe aclarar que la deuda del gobierno con la industria farmacéutica no es solo con el ISSSTE, pero ésta es la que más preocupa al sector farma por ahora. Lo cierto, empero, es que la viabilidad financiera del ISSSTE está en duda y en deuda, sobre todo porque muchos industriales dudan que vayan a pagar en 30 días a las farmacéuticas si llevan más de año y medio sin pagar.

En las reuniones que la industria farmacéutica ha sostenido tanto con la Secretaría de Salud (SSA), encabezada por Jorge Alcocer Varela, como con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), cuyo titular recién cambió y ahora llegó al relevo Arturo Herrera, han manifestado esta preocupación y se le han pedido fechas exactas de pago y el gobierno ha dicho que pagará y que hay recurso para ello, pero el dinero todavía no fluye y no hay una fecha exacta para que eso ocurra.

Concretamente, la oficial mayor de la SHCP, Raquel Buenrostro, calificada por muchos como la «súper oficial mayor» de Hacienda, por el poder acumulado que tiene y por la vigilancia estricta que tiene de cada peso que sale de las arcas del gobierno, parece que ha flexibilizado su posición con la industria farmacéutica, e incluso, se muestra abierta al diálogo.

Licitar la distribución de medicamentos solo aumentará costos

En este tenor, a pesar de que el anuncio del resultado de la licitación de la distribución de medicamentos ocurriría este viernes 12 de julio, al cierre de esta columna todavía no se habían dado a conocer los nombres de los ganadores.

El asunto cobra especial importancia, dado que ha habido un gran debate acerca de si licitar la distribución de manera independiente a la compra consolidada de medicamentos no será un despropósito. Algunos dicen que esta acción podría aumentar los costos de alrededor del 10% a casi el 30%, lo cual iría en contra de la política de austeridad y ahorro que se ha propuesto la actual administración.

¿Distribuidora estatal para garantizar abasto?

A lo anterior, hay que sumar el hecho de que el presidente AMLO expresó en su gira por Nayarit, donde estuvo acompañado por Buenrostro, que está evaluando la conveniencia de crear una distribuidora estatal para garantizar abasto, pues no es posible que a las comunidades más alejadas y marginadas de las grandes urbes lleguen coca colas, pero no medicamentos…

Esta postura del gobierno confirma lo que ha sucedido en el sector salud en los últimos siete meses, la política de ensayo y error, lo cual es muy preocupante, porque, como todos sabemos, con la salud no se juega. Y aunque la actual administración ha insistido en que le dejaron un sistema de salud en ruinas y en que no hay desabasto, lo cierto es que es hay un desconfianza muy grande en que el gobierno logre salir avante de este asunto. Ya veremos.

Sala de Urgencias

Desde espacio insistimos: es importante que el gobierno abone a la confianza de una industria que ha sido motor de desarrollo y que genera alrededor de 100 mil empleos directos y 500 mil indirectos. Así que a abrir la cartera y pagar las deudas, sobre todo la más viejas, y después, hacer un calendario puntual de pagos. Solo así empezará a cambiar la percepción de este sector sobre el actual gobierno.

Escrito por Magdalena Macias

Magdalena Macias
Magdalena Macías Macías, es socia directora de Comunicación CM, especialista en comunicación organizacional y finanzas personales, ex colaboradora de varios medios de negocios, como Mundo Ejecutivo y Tecnología Empresarial, además de diversas publicaciones internas de la UNAM.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada..Los campos marcados son obligatorios *

*