Columnas
Tendencia

Creatividad y 81 poderosas palabras

Las Olimpiadas de Tokio 2020

Columna FH en Red

A la ceremonia de inauguración asistieron la comunicación, la tecnología, el marketing y la responsabilidad social.

Olimpiada Tokio 2020, desde donde todos juntos podemos ser más ambiciosos para ir: “¡Más alto, más fuerte y más rápido!»

Son 81 las “Palabras Poderosas” que germinaron en nuestra mente al presenciar la inauguración de los Juegos Olímpicos Tokio 2021.

Tokio 2021 nos muestra una cultura de sustancial humanismo, humildad, diversidad, inclusión e igualdad.

Carlos Vargas Hernández

Contra la apremiante cancelación y pandemia del feroz Covid-19, hoy calificada como sindemia*, por fin llegó el 23 julio de 2021, y con ello, la inauguración de la Olimpiada en Tokio Japón, misma que debió celebrarse en 2020 y que fue aplazada a este 2021.

A este evento, de alcance mundial a través de su transmisión en diversos medios de comunicación digitales y otros tradicionales concurrieron la cultura, la tradición, la belleza y un gran sentido humano, emplazando a los habitantes del planeta a participar y disfrutar de este gran acontecimiento, mostrando lo mejor de cada país, de cada atleta, así como del Japón, de sus ritos y de su gente.

La inauguración la calificamos de sobria, significativa, conmovedora y con una expresión de gran humildad por parte del Japón.

Estadio Olímpico de Tokio

Con capacidad para 68 mil espectadores y sin ellos, con menos de 1,000 invitados, entre autoridades deportivas, algunos representantes gubernamentales de diversos países del mundo, y como autoridad del Japón el Emperador Naruhito, todos ellos en prudente y diplomática presencia, permanecieron entusiasmados con un prodigioso y emotivo programa de cuatro horas de duración, los cuales pasaron muy rápido.

Fue una inauguración que en un complicado y comprometido contexto de salud alcanzó sensible conexión humana que hizo brotar hasta las lágrimas, esto por el gran significado para todo el planeta; se hizo respetuosa mención a los fallecidos, así como a las familias enlutadas y se reconoció a los héroes del sector salud en esta “guerra” ante un enemigo que se filtra traicioneramente. Y, de manera muy sustancial, se compartió un mensaje del efecto de “ver para adelante”, aludiendo a los atletas que mantuvieron con su pasión y disciplina la condición física y mental para estar presentes en esta justa olímpica.

Un Japón multifacético

Con una milenaria historia y en un digno espectáculo, resaltó con humildad su grandeza con el despliegue de asombrosa vitalidad y creatividad en una sucesión de cuadros sensuales y danzas que mostraban con prodigiosa tecnología cómo se creó el Japón, país anfitrión, llegando a forjar el caudal cultural y de valores que aún se viven.

Se presentaron imágenes artísticas en los que podría verse reflejado cualquier habitante de este planeta Tierra, sin importar etnia, edad, género, religión, idioma, nivel socioeconómico, dogmas políticos o religiosos.  

Homenaje a un hombre socialmente responsable

De manera congruente con todo el contexto del evento, se hizo un homenaje con la entrega del “Laurel Olímpico”, con el que se reconoce aportes a la justicia social y al espíritu olímpico a: Muhammad Yunus, emprendedor social, banquero, economista y líder social bangladesí, premio Nobel de Economía.

Es importante destacar la importancia de la presencia de los integrantes de la sociedad civil en los grandes retos que se nos presentan día con día en el mundo para alcanzar el bienestar común, siendo un asunto de responsabilidad social, ciudadana, así como empresarial, y sin duda, gubernamental.

Madera de 1964

La responsabilidad ambiental y social del pueblo japonés se vio engrandecida en los cuadros presentados, con el uso de la madera manipulada en los tablones o mesas armadas para los bailables de esta inauguración. Gran admiración causó saber que dicha madera proviene de los árboles sembrados durante la Olimpiada Tokio 1964, lo cual refleja la visión, el ánimo de sostenibilidad y sustentabilidad, envueltos en el espíritu místico del Japón.

La responsabilidad empresarial ambiental se manifestó en la producción de las cinco mil medallas que se entregarán durante Juegos Olímpicos y Paralímpicos Tokio 2021, se diseñaron y fabricaron utilizando material que fue reciclado.

¿Qué música se escuchó en la ceremonia inaugural?

El fondo musical de Tokio 2021, estuvo a la altura de los tiempos y fue acompañando al evento con piezas musicales, de famosos y mundialmente conocidos videojuegos, ya que mientras las delegaciones de los países presentes desfilaban hasta el centro del estadio, sonaban de fondo los temas de juegos clásicos como Monster Hunter, Nier, Kingdom Hearts, Chrono Trigger, Final Fantasy y muchos más, siendo versiones instrumentales espectaculares.

Dejamos un video la música de los videojuegos que se escucharon en la ceremonia de inauguración de estos Juegos Olímpicos:

Hasta John Lennon hizo presencia

Un momento apasionante y para perpetuar de la ceremonia de inauguración de Tokio 2020 fue cuando escuchamos con gran familiaridad los primeros acordes de “Imagina” (Imagine), el clásico que John Lennon y Yoko Ono entonaron en 1971 y que se convirtió en distintivo de paz mundial. En estos Juegos Olímpicos decidieron invitar a varios músicos de todo el mundo representando a África, Europa, las Américas y Oceanía, para que cantaran esta canción tan icónica, entre los cuales, estuvieron: Angélique Kidgo, Alejandro Sanz, John Legend, Keith Urban, interpretando a distancia este himno junto a cantantes infantiles del Suginami Junior Chorus, que junto con niños en el estadio olímpico le dio un hermosísimo toque de esperanza y ensueño a la ceremonia.

Marcha de los atletas

Fueron 1,400 Jóvenes, hombres y mujeres los que desfilaron en esta inauguración, formalmente uniformados con gran colorido, portando con orgullo y dignidad sus escudos y colores en sus banderas y uniformes sin importar el tamaño de su nación, aprovechando el espacio de ésta y toda olimpiada para la exposición de países que en muchos casos no se sabe de su existencia, la cual se engrandece con la presencia y difusión mundial de los medios de comunicación físicos y digitales.

Fue emocionante ver desfilar a jóvenes de todo el mundo que han permanecido confinados, respetando protocolos de sanidad, y por supuesto, usando cubrebocas por más de 500 días, pero sin olvidar el compromiso con ellos mismos mantenido con voluntad, disciplina, fuerza mental, ilusión, anhelo, su actividad física y deportiva para llegar en condición competitiva a estos Juegos Olímpicos.

Una vez más, repitiendo lo hecho en Brasil 2016, hubo una delegación de jóvenes refugiados, esto por haber huido o haber sido expulsados de sus países, por violencia, hambre o por pensar diferente, y el Comité Olímpico Internacional (COI), entidad organizadora de los juegos olímpicos con gran sensibilidad los agrupó bajo una bandera.

El momento cumbre, la llama Olímpica

El encendido del pebetero olímpico estuvo a cargo de la tenista Naomi Osaka en un promontorio que representaba el Monte Fuji. La belleza y plasticidad del momento, acompañado por los sones del Bolero de Ravel, fue antecedido por la sensibilidad de los últimos relevos, cuyos portadores fueron personajes de la historia olímpica del Japón, también personas con capacidades diferentes y del sector salud. En el penúltimo relevo la tomaron niños que vivían en la zona de Fukushima devastada por los terremotos en 2013.

Creatividad por doquier

Quedó manifiesta en lo espectacular del evento y en la representación de los pictogramas partiendo de su creación desde Tokio 1964 a 2021, todo esto en las cuatro horas que duró la ceremonia inaugural, siendo un deleite para los espectadores, en particular para los expertos en comunicación, tecnología y el marketing. En la siguiente imagen presentamos algunos momentos los cuales se pueden volver a ver las diversas plataformas por Internet.   

81 Palabras poderosas

Compartimos una imagen que contiene 81 “Palabras Poderosas”, mismas que pudimos ir escribiendo conforme fueron avanzando los minutos hasta completar las cuatro horas que duró la inauguración de los Juegos Olímpicos Tokio 2021; con cada una de ellas podríamos narrar lo que, a nuestro entender, simbolizará esta olimpiada en cada país y en la vida de los organizadores, autoridades olímpicas, espectadores del mundo, gobiernos de los países, sociedades en general, los organismos de la sociedad civil, migrantes y principalmente las y los atletas que participaron, así como los querían, pero no alcanzaron llegar a Tokio2021.

El colofón

Parafraseando a Pierre de Coubertin, creador del Comité Olímpico Internacional en 1894, en París Francia, debemos ir “Más alto, más fuerte y más rápido”, de tal manera que nos lleve, como personas, como familias, como sociedad a una positiva, profunda y humana transformación, de otra manera despojaremos de un futuro próspero a las próximas generaciones, recordando que: “Esta tierra no la heredamos de nuestros padres, se la pedimos prestada a nuestros hijos”.

Nota: si estás de acuerdo comparte esta colaboración y recuerda, no bajemos la guardia, sigamos con el #QuédateEnCasa y por favor #UsaCubrebocas.

Carlos Vargas

Carlos Vargas Hernández es reclutador digital, consultor, coach, gestor de asociaciones profesionales, articulista, escritor, mentor y conferencista. Es colaborador de diversos medios, como Merca 2.0. Su correo es: carlos.vargas@mundofarma.com.mx

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba