Home » Entrevistas » «Nuestra misión, el tratamiento integral del cáncer de mama»
El doctor Fernando Guisa, presidente y fundador de Fucam, ha sido todo un baluarte en la creación y soporte de una institución tan importante en México para el combate al cáncer de mama como Fucam.

«Nuestra misión, el tratamiento integral del cáncer de mama»

Fernando Guisa, presidente y fundador de Fucam

Con tecnología de punta y servicios adicionales, Fucam ha crecido su nivel de atención a las pacientes y su idea es llegar a todos los estados de la República Mexicana. Por el momento solo hay seis unidades móviles, pero pronto habrá más. Con un voluntariado que consigue recursos, la fundación también hace cirugías oncológicas y cirugías plásticas. Todo con la idea de hacer el cáncer de mama una enfermedad del pasado.

• “Somos la única institución que en un solo lugar se hace todo un tratamiento integral del cáncer de mama: desde mastografías, conos de compresión, ultrasonidos, biopsias, quimios, radioterapia y cirugías: Fernando Guisa.
• “AMLO, presidente de México, desde que era jefe de gobierno, tuvo una visión muy grande para el cáncer de mama. Sobre todo porque él ha tratado de proteger a la mujer más marginada y desprotegida del país, la que no tiene nada. Y él me ha pedido que me dedique a esto, porque el cáncer de mama no tiene partido político, ni religión, ni nada”: Fernando Guisa.

Jorge Arturo Castillo

Fotos: Arturo Rivas

“De dos años a la fecha la cantidad de cánceres que hemos visto va en aumento. En el año 2017 vimos 1,200 casos nuevos de cánceres. En 2018 vimos más de 1,400 casos de nuevos cánceres. Aquí en Fucam estamos viendo más cánceres que en el lnstituto Nacional de Cancerología, ellos llevan poco más de 800 casos al año; el Hospital General, 130; el Hospital Juárez, 200”, indica en entrevista con Mundo Farma Fernando Guisa, presidente y Fundador de la Fundación Cáncer de Mama (Fucam).

El doctor añade: “Además, somos la única institución que en un solo lugar se hace todo un tratamiento integral del cáncer de mama: desde mastografías, conos de compresión, ultrasonidos, biopsias, quimios, radioterapia y cirugías”.

Por otro lado, informa, Fucam cuenta con un voluntariado, que maneja que maneja la señora María Luisa Ortega, el cual capta fondos para pagar las cirugías y las prótesis, entre otras cosas. “Porque un tonto actuario dijo que la cirugía reconstructiva por cáncer de mama era cirugía plástica. Por ello, las compañías de seguros y el Seguro Popular no cubren el rubro de cirugía plástica”.

Guisa agrega: “Este señor, el actuario, está arrepentidísimo porque hace unos meses su mujer tuvo cáncer de mama y él tuvo que pagar la reconstrucción… Ahora me dice: ‘No sabes cómo me he arrepentido de haber hecho eso’. Pero en realidad, en el fondo, es una patraña de las compañías de seguros”.

«Nuestra idea es que haya un Fucam completo en cada estado de la República Mexicana. Por el momento, tenemos seis unidades móviles.»: Fernando Guisa.

Tecnología de vanguardia

El doctor Guisa presume: “Es sabido que aquí en Fucam siempre hemos tenido equipo con tecnología de punta: acabamos de adquirir uno de los mastógrafos más sofisticados que hay en todo América. De hecho, solo hay dos: uno aquí en Fucam y uno en Monterrey. Ese sí, como diría el presidente López Obrador, no lo tiene ni Obama, ni Médica Sur, no lo tiene Grupo Ángeles, nadie más. No digo más nombres porque luego me regañan. No lo tiene nadie y nosotros lo tenemos aquí para un estudio de rutina para la mastografía. Si tenemos una duda sobre la lesión se pone el medio de contraste en la paciente, lo que dibuja una lesión como en capas. La ventaja es que el aparato, en un centímetro, hace varios cortes que nos permite hacer mejores diagnósticos. Ese es uno de los grandes adelantos que tiene Fucam”.

Otro adelanto, dice el doctor, “es que ya tenemos nuestro Departamento de Cuidados Paliativos que consiste en atención brindada por médicos, psiquiatras, quienes acompañan al paciente y a la familia en situaciones difíciles”.

Expresa que también se ha hecho mucho respecto a lo social. “Tenemos un auditorio con una capacidad de 230 a 250 personas, que podemos rentar a terceros. En el que hemos hecho todo tipo de eventos científicos y académicos. Esas son las cosas más bonitas que hemos hecho”.

Y reitera: “Andrés Manuel López Obrador (AMLO), presidente de México, desde que era jefe de gobierno, tuvo una visión muy grande para el cáncer de mama. Sobre todo porque él ha tratado de proteger a la mujer más marginada y desprotegida del país, la que no tiene nada. Y él me ha pedido que me dedique a esto, porque el cáncer de mama no tiene partido político, ni religión, ni nada”.

«Tenemos convenios con diversas firmas ESR que siempre nos apoyan»: Dr. Fernando Guisa.

Fucam, con una labor que va más allá de la CDMX

En esa labor de llegar con las mujeres más vulnerables, Fucam ya tiene un centro en Oaxaca, donde se hacen mastografías, consultas, biopsias; “en los casos positivos, la empresa ADO, que es socialmente responsable, nos manda al paciente y a un familiar de manera gratuita. Esto aplica para todas las zonas que recorre ADO: desde Chetumal hasta la Ciudad de México (CDMX)”.

Por ahora, enfatiza, existen seis unidades móviles de Fucam. “Además de Oaxaca abriremos un centro oncológico en Morelos y otro en San Cristóbal de las Casas, Chiapas. En esa tarea estamos ocupados. La idea es tener un Fucam como el de la CDMX en cada estado. Mi lema es: Hacer del cáncer de mama una enfermedad del pasado. Es algo que yo pretendo, no sé si llegue a verlo. Hay muchos obstáculos, porque, parece increíble, el peor enemigo del médico es justo el médico”.

Guisa expresa que la solidaridad que reciben “es algo muy hermoso, porque muchas pacientes no tienen los recursos para estar aquí durante su tratamiento, así que Fucam tiene un albergue para 20 personas que vienen de provincia y tienen que tener, por ejemplo, radioterapia diaria: ni modo que vayan y regresen, vayan y regresen. Se les da alimento y lo único que les pedimos aquí en el albergue es la limpieza. Que tengan limpio el espacio que usó, el baño que usó y todo orden. Nosotros le damos la comida de forma gratuita. Son adelantos que vamos teniendo, aunque yo quisiera hacer más”.

Puntualiza que en el turno de la mañana, de las 8:00 a las 14:00 horas, se reparten 150 fichas; mientras que de las 15:00 a las 20:00 horas se reparten 100 fichas. Son aproximadamente 250 pacientes diarias por cinco días de la semana. Al día se hacen un promedio de 150 mastografías en Fucam, además de las que se hacen en las unidades móviles.

«El voluntariado Fucam realiza una gran labor en la recolección de fondos para cirugías y otras necesidades de las pacientes»: Dr. Fernando Guisa.

45 cirugías a la semana

Sobre este último punto, remarca: “Tenemos seis unidades móviles dentro de la CDMX y en ciertas zonas de la República Mexicana, que hacen un promedio de 70 mastografías diarias. En Fucam tenemos un promedio de 45 cirugías a la semana solamente trabajando de lunes a viernes. Sin embargo, estamos pensando en abrir el servicio el sábado para hacer cirugía privada, con el fin de captar más fondos para las mujeres que no tienen recursos”.

Fucam tiene una planilla de 64 médicos, entre oncólogos, radiólogos, químico-oncólogos, cirujanos plásticos. “El médico que operará a la paciente plantea la cirugía que hará, se le llama en sesión conjunta al cirujano plástico, para que exponga cuál es el procedimiento más adecuado que conviene. Todo se determina en conjunto, entre el cirujano plástico-oncólogo y el cirujano oncólogo. Cuando el oncólogo termina su cirugía, se lo deja al cirujano plástico. Muchas veces nada más se trata de quitar la mama y poner el expansor, todo depende del nombre y el apellido que tenga esa lesión”.

Sobre la parte económica que no cubren las aseguradoras, agrega, el voluntariado capta fondos, hace bazares, funciones de teatro, conciertos; “de hecho, hace poco tuvimos uno con Armando Manzanero, quien nos regaló toda la taquilla para estos momentos. Todo eso hace el voluntariado, que previo análisis dona el expansor, que cuesta 1,000 dólares, más la prótesis, que cuesta otro tanto. Además, cada cirugía nos sale a nosotros, en Fucam, en alrededor de 60 mil pesos”.

Y agrega: “Parece que ya van a cambiar el concepto de cirugía reconstructiva para el cáncer de mama… Pero con todos los cambios que ha habido últimamente, no sabemos todavía cómo va a quedar las pacientes que nosotros subimos a la plataforma del Seguro Popular”.


“Tenemos convenios muy importantes con diversos organismos, como el Instituto del Genoma Humano, donde hemos publicado varios artículos y está por salir otro acerca de cuáles son las principales causales del cáncer de mama en la mujer mexicana»: Dr. Fernando Guisa.

Despertar la cultura de la donación

Guisa reconoce que hay empresas responsables que ayudan con la labor diaria de Fucam, como Estee Lauder, que apoya con las becas de los médicos que vienen a estudiar; Grupo Bimbo, que regala 20 comidas diarias para las gentes de provincia. “Y así puedo seguir enumerando empresas. Nuestra intención es despertar la cultura de la donación. Porque por desgracia, en la donación para estas causas, tuvo mucho que ver la señora de Vicente Fox, Martha Sahagún con su fundación Vamos México. Por ello, nadie quería dar donaciones y ahora estamos pagando las consecuencias… Habrá que ver ¿qué ha hecho la señora con tantos millones que tiene?”

De igual manera, resalta, “tenemos convenios muy importantes con diversos organismos, como el Instituto del Genoma Humano, donde hemos publicado varios artículos y está por salir otro acerca de cuáles son las principales causales del cáncer de mama en la mujer mexicana. Es muy interesante porque el estudio de genoma habla de mucha mezcolanza de razas. Por ejemplo, la mezcla que hubo en el sureste, con la gente negra que llegaba de África, pues se mezclaban indígenas, criollos y mulatos. Todo eso es muy interesante, ya debe estar por salir, es un estudio que tomó 10 años aproximadamente”.

Hay otro artículo, refiere, que salió de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en específico del Instituto de Geografía, basado en un estudio del año 2000 al 2016. “Son 16 años, cuando salga a la luz habrá toda una revolución. Porque resulta que ya hay niñas de 14 años con cáncer de mama. Es un factor de riesgo muy alto”.

Para concluir la entrevista, el doctor Guisa expone: “Nuestra intención es que cada mujer se examine mes con mes, que le exijan a su médico de confianza que las revise a conciencia. Y como te dije antes: Hagamos del cáncer de mama una enfermedad del pasado”.

Realizar diversas acciones para generar recursos para las grandes y múltiples necesidades de Fucam, es una tarea que nunca termina y, como dice la canción, nunca es suficiente…

Escrito por Jorge A Castillo

Jorge A Castillo
Jorge Arturo Castillo es socio director de Comunicación CM, tiene una licenciatura en Ciencias de la Comunicación y una maestría en Relaciones Internacionales, ambas por la UNAM. Dirige varios medios de comunicación impresos y digitales, como Mundo Farma y cuenta con más de 15 años de experiencia en la industria farmacéutica.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada..Los campos marcados son obligatorios *

*