BrevesIndustrias de la SaludSector salud
Tendencia

La evidencia científica determinará aprobación de vacunas

Conferencia vespertina de salud desde Palacio Nacional

En México se ha autorizado el uso de emergencia de siete vacunas anti Covid (Johnson & Johnson, AstraZeneca, Sinovac, CanSino, Covaxin y Sputnik V, Pfizer-BioNTech), como la de Bharat Biotech, denominada Covaxin, pero ésta todavía no ha sido adquirida por el gobierno mexicano. Será Cofepris la instancia que decida su uso o no en el país.

Janet Galindo Díaz

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, afirmó que debe quedar claro que, con respecto a la aprobación y uso de vacunas en México contra Covid-19, la Secretaría de Salud (SSA) y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) serán las instancias encargadas de evaluar y determinar con base en la evidencia científica su uso o no en el país.

Recordó que en México se ha autorizado el uso de emergencia de siete vacunas anti Covid (Johnson & Johnson, AstraZeneca, Sinovac, CanSino, Covaxin y Sputnik V, Pfizer-BioNTech), como la de Bharat Biotech, denominada Covaxin, pero ésta todavía no ha sido adquirida por el gobierno mexicano.

“Consideramos que es veraz y acertada la información que difunde el canciller Marcelo Ebrard, pero es preciso que se tenga claro que eso (la aprobación y uso) no depende de las conversaciones diplomáticas, sino de una reflexión técnica que pasa por la regulación sanitaria y por la propia estrategia de salud pública”, afirmó el funcionario.

Todo con evidencia científica

Al referirse, a la vacuna rusa anti Covid, la Sputnik Light, de una sola dosis, el también vocero de la gestión de la pandemia en México, expresó su confianza en que la evidencia científica sea suficiente para tomar una decisión a favor.

“Y si es suficiente para una opinión favorable, que la incorporemos. Si no es suficiente o no es sugerente que nos puede ser de utilidad, le tocará a la Cofepris considerarla para su autorización, o bien, que en México no la consideremos para su uso. En tanto eso no suceda, el gobierno ruso sigue teniendo con nosotros diversos pendientes en la entrega de varias dosis de vacunas”, argumentó.

Sobre la llegada de vacunas y su tiempo de aplicación en México, el subsecretario detalló que en el caso de Pfizer, este inmunológico se fabricaba en una planta en Bruselas, Bélgica, y en algún momento, esa planta fue rediseñada para ampliar cerca de cuatro veces su capacidad de producción, no sólo para abastecer a México, sino a los múltiples países que habían conseguido o comprado o contratado la vacuna.

Con semanas de anticipación

Recordó que dicha situación llevó a un retraso de un poco más de 10 días en el abastecimiento a México, aunado a un segundo elemento que fue una disposición que tomó la Unión Europea (UE), para que cualquier vacuna que salga del territorio de los países que conforman la región europea, debería tener un permiso con al menos tres semanas de anticipación.

Por fortuna, evaluó, «y aquí quiero públicamente a nombre del gobierno agradecer a Pfizer, a las ejecutivas y ejecutivos de ese laboratorio en México y en la región, con quienes tenemos esta interacción, porque fueron muy transparentes, muy diligentes, nos apoyaron mucho y estuvieron viendo que cualquiera de estos trámites que estableciera, en este caso la UE, no afectaran a México. Agradecemos eso. Y no tuvimos ninguna otra interrupción, además de que las ejecutivas y ejecutivos de esta farmacéutica siguieron buscando cuál sería la alternativa para que fuera más eficiente el proceso».

Resultaba un poco inconveniente, dijo, tener que hacer una planeación con tres semanas de anticipación, «porque nuestra distribución interna de la vacuna en el territorio nacional teníamos que especificar los puntos de recepción de la vacuna, puesto que llega directamente a los ultra congeladores. De esta forma, al simplificar el proceso de almacenamiento y distribución, se buscó tener un solo centro de abastecimiento, así que las vacunas llegan y se depositan en una sola unidad de congelación, pero luego el gobierno de México, a través de las Fuerzas Armadas, la distribuye al país.

Los siguientes envíos de Pfizer, desde Estados Unidos


Es así que el gobierno agradece que ahora, en consideración de esa necesidad, Pfizer tomó la decisión de cambiar su sitio de producción que abastece a México y ahora es desde Estados Unidos, donde se fabrica. De esta forma, recalcó, «se abrevian tiempos de entregas autorización y aplicación de dosis».

Durante este proceso de transferencia que se hizo hace un par de semanas, se tuvo una semana con mucha vacuna, dos millones 10 mil dosis, porque nos anticiparon un pedido, la mitad del cual salió de Bélgica, y la otra mitad, de Estados Unidos; a partir de esta semana ya siempre vendrá de la Unión Americana, reiteró el subsecretario de Salud.

La Cofepris actúa con mucho rigor técnico


Respecto a CanSino, la semana pasada el gobierno anunció que uno de tres lotes que estaban programados para salir no fue liberado por parte de Cofepris. «Dicha instancia está actuando con mucho rigor técnico para que se cumplan todas y cada una de las pruebas; hay 15 pruebas químicas, biológicas, distintas pruebas técnicas para garantizar que se trata de un producto seguro, y en ningún caso, Cofepris liberará un producto en el que no se verifique con rigor que esté en buenas condiciones».


En suma, confirmó, «la semana pasada no se había completado una prueba, no es por falta de empeño, sino que algunas pruebas por su naturaleza técnica a veces se prolongan y en la Cofepris hasta que culmine el proceso lo liberamos», confluyo así.

Janet Galindo Díaz

Janet Galindo es egresada de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación por la FCPyS de la UNAM. Actualmente es reportera de Mundo Farma. Su correo electrónico es: janet.galindo@mundofarma.com.mx

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba