Home » Columnas » Fortalecer el liderazgo a favor de la salud organizacional
La disrupción que trajo consigo el Covid-19, obligó a emplear un termómetro con indicadores económicos para saber si las empresas de todo tamaño, grandes, medianas y pequeñas podrían resistir las consecuencias colaterales de dicha pandemia, como lo fueron las señaladas en la gráfica siguiente.

Fortalecer el liderazgo a favor de la salud organizacional

Columna FH en Red

  • El abatido sistema empresarial requiere cuanto antes oxígeno, ya que está en riesgo de estimular un infarto al empleo y la muerte de cuantiosas empresas.
  • Es misión del área del Capital Humano identificar las competencias reivindicatorias para un escenario pandémico: “Es hora de mirar hacia adentro para lograr desarrollar nuestras capacidades internas”.

Carlos Vargas

La pandemia de salud exigió ir, en cuanto a los procesos de cambio, de una transformación organizacional que se llevaba en tiempo y forma, a un salto cuántico hacia un futuro que estaba en una puerta un tanto lejana, infectándose dichos procesos de cambio, por una disrupción organizacional, operativa, súper acelerada, y en consecuencia, con dinámicas implicaciones hacia abrupta operación y acción digitalizada, ante lo cual los directivos y colaboradores desplegaron talento, recursos y esfuerzos para alcanzar trabajar de manera digital a distancia, en el llamado home office y hoy día con modalidad híbrida.

La toma de temperatura organizacional 

La disrupción que trajo consigo el Covid-19, obligó a emplear un termómetro con indicadores económicos para saber si las empresas de todo tamaño, grandes, medianas y pequeñas podrían resistir las consecuencias colaterales de dicha pandemia, como lo fueron las señaladas en la gráfica siguiente. 

pastedGraphic.png

El abatido sistema empresarial requiere cuanto antes oxígeno

En cuanto a la indiferencia del gobierno mexicano, se hace fuerte señalamiento de la necesidad inaplazable de apoyo, a través de medidas en el ámbito fiscal, así como otras que permitan a las Pymes y al empleo transitar por esta crisis y evitar que siga habiendo caída del poder de compra, del consumo, y en consecuencia, de la economía del país, la que ya registró en el segundo trimestre del 2020 un desplome del PIB del 18.9 % por la pandemia y la falta de apoyo gubernamental.

La información de la temperatura registrada en la economía ha llegado a ser tan alta, que podrá provocar un “infarto al empleo y la muerte de muchas empresas”; esto traerá consecuencias agregadas en materia de pobreza e inseguridad, mismas que irán creciendo en sentido directo de la cantidad de dichas víctimas.

Misión del área del Capital Humano en este contexto pandémico

“La adversidad tiene el don de despertar talentos que en la prosperidad hubieran quedado dormidos”: Horacio

La organización en su conjunto debe coadyuvar, ante cualquier crisis, a la búsqueda de soluciones y en ésta, el área responsable del capital humano tiene gran jerarquía, ya que las reflexiones, decisiones y acciones deberán ser tomadas por personas y es en las crisis donde deben brotar los liderazgos, es aquí el espacio para que el responsable del capital humano trabaje de manera tan decidida, como fue que llegó Covid-19, definiendo, identificando y fortaleciendo el perfil del liderazgo que logre enfrentar y remediar esta colosal incertidumbre

La fortaleza de liderazgo 

Estamos ciertos que un liderazgo vigorizado, dará escapatoria a las personas y organizaciones en este laberinto de incertidumbre, siendo dicho liderazgo, la más eficaz vacuna contra retos y adversidades que se presentan en todo tema de salud y en el ámbito de la economía, política, sociedad, tecnología y para efectos de este artículo en lo organizacional.

Para lo antes comentado, será exigible que dicha vacuna fortifique en los lideres las competencias reivindicatorias para un escenario pandémico; en el siguiente grafico relacionamos aquellas competencias que valoramos para dicho escenario.

pastedGraphic_1.png

Liderazgo saludable y holístico

Estas competencias tienen cabida en el liderazgo que proponemos, el cual lo definimos como “saludable y holístico”, siendo en si “porción de la vacuna” que servirá para armonizar los diversos estilos de liderazgo que se presentan en el marco estratégico de cada organización incluidos en su misión, visión y valores. 

La ampolla del liderazgo que proponemos, también contiene la gran lección y los sorprendentes aprendizajes en el marco de los valores humanos, que todos, en un abrir y cerrar de ojos, tuvimos que identificar y ejercer ante la manifestación de la pandemia de salud, el confinamiento obligatorio en nuestros hogares y del llamado “home office”, alejándonos de nuestros mundos presenciales y acercándonos través de un mundo virtual, motivados, ante tal confinamiento, a desplegar lo mejor de cada uno a través de valores axiológicos que los teníamos en un segundo plano y que forman parte de ese liderazgo saludable. Relacionamos algunos en la gráfica siguiente. 

pastedGraphic_2.png

Aprendizajes en al ámbito de nuestros estilos de liderazgo

Sin duda, las diversas crisis pandémicas adicionales a la de salud, como son la climática, económica, financiera, de empleo, de pobreza extrema, y de populismo, están dejando secuelas importantes y varias enseñanzas, que nos invitan a ubicarnos en momentos de reflexión, avivando los sentidos, para darnos cuenta y entender que pasó en estas crisis y parafraseando a Warren Buffett: “Sólo cuando baja la marea se sabrá quién nadaba desnudo… sin competencias adecuadas y sin valores éticos, cívicos y humanos” 

Los estilos de liderazgo son múltiples; si nos preguntan; ¿cuál es el más recomendable para mi organización? La respuesta tendría que ir acompañada de un conocimiento del marco estratégico de la organización referida, de su misión, visión, valores, del tipo de servicios y productos que ofrece, y de manera fundamental de la cultura a la que aspiran generar los dirigentes, antes y después de Covid-19. 

Lo que hoy día si podemos afirmar, y después de estar viviendo esta crisis y sus legados, es que el estilo de liderazgo, independientemente de dónde y cómo se ejerza, tendrá que contemplar obligadamente principios de un liderazgo saludable, el cual identificaremos entre otros atributos, por: “Anteponer a la persona (stakeholders) como el centro de las decisiones y acciones.

El liderazgo también habrá de ser holístico

“Entre las dificultades se encuentra la oportunidad”: Albert Einstein.

Lo holístico nos revela que un sistema y sus propiedades se analizan como un todo, de manera global e integrada, ya que desde este punto de vista su funcionamiento sólo se puede comprender de esta manera y no sólo como la simple suma de sus partes. 

La idea central es que prevalezca, dentro de una visión integral de la organización, junto con el desarrollo integral del colaborador y atendiendo la siguiente premisa: 

“Sólo una organización dirigida y operando todos con visión total y con colaboradores plenos y satisfechos puede alcanzar su máximo nivel de productividad”.

En la siguiente imagen, presentamos algunas “estrategias de un liderazgo holístico”  

pastedGraphic_3.png

Estamos arrinconados como humanidad, en pleno siglo XXI, en diversas y ya mencionadas pandemias pocas veces surcadas de manera global con gran impacto en lo local, lo cual nos harán estremecer si no logramos transformar esos nulos y obstinados liderazgos, que generan maremotos de emociones que ahogan la profunda necesidad del respirar humano y del aliento organizacional para seguir existiendo.

Para eliminar esos liderazgos que llevarán a resultados negativos, debemos impulsar la figura del líder saludable, holístico e integro, figura que reclame principios de solidaridad y subsidiariedad, que perciba a la organización en términos deprocesos, relaciones, y propuestas sustentables

Reflexión 

Los líderes holísticos y saludables e íntegros, para transitar en un mundo de incertidumbre, precisan de un mapa previamente preparado, con conciencia emocional y ética, anteponiendo al “ser humano como el centro de las acciones e intenciones”, solo así podremos decir que hoy estamos aprendiendo y aprehendiendo una gran lección personal, familiar, social, como país y mundo, que nos llevará a contar con los mejores liderazgos, aludiendo en este cierre la frase de Henry Kissinger: “La tarea del líder es mover a su gente desde donde se encuentra hacia donde nunca ha estado”.

Colofón

Y si estás de acuerdo, por favor comparte esta colaboración y recuerda: no bajemos la guardia y sigamos con el #PoderosoNoSalgas y el #QuédateEnCasa.

Escrito por Carlos Vargas

Carlos Vargas
Carlos Vargas Hernández es reclutador digital, consultor, coach, gestor de asociaciones profesionales, articulista, escritor, mentor y conferencista. Es colaborador de diversos medios, como Merca 2.0.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada..Los campos marcados son obligatorios *

*