Home » Columnas » ¡Es la economía de las personas y las Pymes, estúpido!
Sin minimizar la pandemia de salud y presagiando sus efectos, el gobierno de todo país debe abrir su entendimiento al pernicioso efecto económico el cual ya es incuestionable e inevitable, o de lo contrario habrá graves consecuencias para las personas, familias, negocios, para el país en su conjunto.

¡Es la economía de las personas y las Pymes, estúpido!

Columna FH en Red

La expresión original es “The economy, stupid”, frase arrasadora que resultó decisiva en importante campaña electoral en Estados Unidos, para modificar la relación de fuerzas y derrotar al candidato George H. W. Bush (padre) gran favorito, algo que era impensable poco antes. Fue el grito de campaña, utilizada por Bill Clinton en 1992, que lo llevó a convertirse en presidente de la Unión Americana. 

Carlos Vargas

Sin minimizar la pandemia de salud y presagiando sus efectos, el gobierno de todo país debe abrir su entendimiento al pernicioso efecto económico el cual ya es incuestionable e inevitable, o de lo contrario habrá graves consecuencias para las personas, familias, negocios, para el país en su conjunto.  

La pandemia económica es efecto de la pandemia de salud, generada por la micro ponzoña identificada como coronavirus, pero no es su primordial causa. La causa es la evidentedesorientaciónde principios humanistas, los que deberían indicar que lo más importante siempre será anteponer la dignidad de las sociedades, de los países y de los “seres humanos” antes que cualquier proyecto económico o financiero. 

El título y subtitulo de esta colaboración 

Ambos corresponden a dos locuciones en contextos y momentos diferentes, pero que hacen una poderosa sentencia, misma que podría ser “una vacuna a la falta de intelecto”y así poder definir, así como explicar, el campo de acción del coronavirus para combatirlo en su negativo efecto convertido ahora en pandemia económica.

“Es la economía, estúpido”

La expresión original es “The economy, stupid”, frase arrasadora que resultó decisiva en importante campaña electoral en Estados Unidos, para modificar la relación de fuerzas y derrotar al candidato George H. W. Bush (padre) gran favorito, algo que era impensable poco antes. Fue el grito de campaña, utilizada por Bill Clinton en 1992, que lo llevó a convertirse en presidente de la Unión Americana. 

El subtítulo

Cuando expusimos: Debemos subrayar que hay dos clases de economistas” nosotros adicionamos el término “… y ciudadanos, lo trazamos como parte de la frase que concluye diciendo: “los que quieren hacer más ricos a los ricos y los que queremos hacer menos pobres a los pobres”La expresó José Luis Sampedro Sáez (1917-2013) escritor, humanista y economista español que abogó por: 

“Una economía más humana, más solidaria, capaz de contribuir a desarrollar la dignidad de los pueblos”

La buena salud es el principio, lo demás vendrá por efecto

Nos referimos a la búsqueda de la buena salud de manera sistémica, lo que involucra la salud de las sociedades en su conjunto y de sus actividades económicas del día con día. 

Como reza el dicho: “primero la salud, lo demás viene por efecto o por defecto”, por consiguiente, un mal manejo del combate a la pandemia y del entendimiento de sus efectos traerá como consecuencia problemas de todo tipo, entre otros: de carácter psicológico, político, social y en el caso de este artículo lo referido a lo económico, haciendo estragos en el ámbito macroeconómico e inevitablemente en la economía de todos y cada uno de nosotros y eso nadie lo perdonará y siempre recordará.

Es la economía de personas y negocios 

Ya se ha dicho mucho acerca de las afectaciones de este gran freno aplicado al tema de salud mundial y nacional, ahora, (sin quitar el dedo a los temas de la salud), la preocupación y ocupación deberá ser obligadamente enfocada a atender la salud de la economía de las personas, de las familias y de los millones de negocios, al nivel de empresas conocidas como PYMES. El tamaño de la participación de estas empresas en la economía del país, lo podemos corroborar en la página Web del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

“En México las estimaciones están cerca de los dos millones de empleos perdidos”, el porcentaje de trabajadores en sectores en riesgo es muy alto y la proporción llegaría a un 51.5%”, ´esto supone casi 28 millones de empleos´, no decimos que se van a perder, pero sí que estos puestos de trabajo están en áreas de mayor riesgo por los cierres derivados de la pandemia”. Organización Internacional del Trabajo (OIT)

En México “el remedio y el trapito” lo tiene en sus decisiones el gobierno federal.

El actual gobierno fue elegido democráticamente, por gran mayoría de los que votaron por éste, y fueron personas de todas las clases sociales. 

Los 30 millones de votos que obtuvo, se quiera o no reconocer, provinieron de una mixtura de votos, de todas las clases sociales, y los que no votaron por él, aceptaron democráticamente su elección, y esto hace a Andrés Manuel López Obrador, presidente y responsable en sus deberes éticos, políticos y jurídicos de todos y cada uno de los casi 125 millones de mexicanos, no solamente de los más pobres.

El presidente no puede permitirse actuar al margen del sentido común, de la estrategia global y delo fundamentado en La Constitución Política; juró en su toma de protesta, proteger a todos y cada uno de sus gobernados en todo lo referido a sus derechos. 

Salir de la crisis lo menos lastimados posible

El dilema y la responsabilidad del gobierno federal es actuar y aplicar medidas que aseguren que salgamos todos los mexicanos, de esta crisis económica, y no sólo menos lastimados, sino más fortalecidos. Las medidas deben ir dirigidas a proteger el empleo de las y los trabajadores y el ingreso de sus familias y a mantener las fuentes de empleo

La economía mexicana requiere un plan de rescate económico y un acuerdo nacional acorde a las realidades de la economía mexicana. Que se construya con base en la ciencia económica y las mejores prácticas internacionales, y no sobre prejuicios ideológicos o proyectos que pueden por lo menos, posponerse mientras se enfrenta la crisis económica, y nos referimos a la Refinería Dos Bocas, al Tren Maya y otras obras. 

Es prioritario proteger la economía de las personas y de los negocios

Que sea sin mecanismos financieros (tipo Fobaproa) que menoscaben las finanzas nacionales, “no hacerlo sería estúpido”, la gran mayoría de las y los que habitamos este país, somos fuente de producción de recursos enfocados hacia una sana y pujante economía, así como potenciales y responsables generadores de una vigorosa recaudación de impuestos para que el gobierno cumpla ante la nación con sus obligaciones constitucionales.

Reflexión 

Hay que entender que todos anhelamos y expresamos a los cuatros vientos sin duda alguna: “Que hay y siempre habrá, dos clases de mexicanos, los que quieren hacer más ricos a los ricos y los que queremos hacer menos pobres a los pobres” (frase de José Luis Sampedro Sáez). 

“No perdamos tiempo incriminando a un microorganismo”, del cual, los ciudadanos pondremos de nuestra parte, así como el gobierno ha de estar comprometido a atacar con todos los recursos de la nación aplicándolos de manera ética, solidaria, subsidiaria, con el fin de racionar esa ponzoña que sin duda alguna vamos a vencer, pero no perdamos tiempo y cuidemos que no nos derrote la desunión y fluya de manera sistemática el apoyo imprescindible del gobierno federal, ya que: Su prioridad somos todos los mexicanos.

El colofón:

No bajemos la guardia con el #PoderosoNoSalgas y el #QuédateEnCasa, y parafraseamos a Benedetti diciendo: “México si te queremos es porque sos mi amor mi cómplice y todo. Y en la calle codo a codo, mano a mano, abrazo a abrazo, nos encontraremos después de la pandemia y habremos comprobado que siempre unidos seremos mucho más que dos”.

Escrito por Carlos Vargas

Carlos Vargas
Carlos Vargas Hernández es reclutador digital, consultor, coach, gestor de asociaciones profesionales, articulista, escritor, mentor y conferencista. Es colaborador de diversos medios, como Merca 2.0.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada..Los campos marcados son obligatorios *

*