ColumnasHistorias de éxitoIndustrias de la Salud
Tendencia

El mundo en crisis y el descontento generacional

Ellos y nosotros

Columna Sapiencias

Habrá que imaginarlo. Un mundo donde la brecha generacional se ha vuelto tan honda que los hijos reprochan a los padres y abuelos porque les van a dejar una herencia ambiental podrida, y los padres reprenden a los hijos porque no hacen caso y siguen absortos, sumidos en el brillo de sus pantallas.

Enrique Chao Barona

Lo dramático es que la diferencia generacional tiene otras ramificaciones. Las siguientes generaciones van a experimentar un reto mayúsculo, el cambio climático, y no es algo transitorio. En manos de ellos, de esos niños y jóvenes de ahora, estará el destino de nuestra especie.

Muchos clasifican a los grupos generacionales por edades; los llaman centennials o millenials…, o Baby Boomers; ahora tendrán que recomponer su catálogo y encajar a los jóvenes de la “Generación del Cambio Climático”.

Se dice que la encabeza una adolescente de 16 años, la sueca Greta Thunberg, una Juana de Arco moderna que no cesa en su empeño de sacudir la conciencia de los líderes mundiales de “omisión y traición frente al cambio climático”. Acusa que: “Nos están fallando”, y advierte que “los jóvenes están empezando a entender su traición”.

Greta reclama además a una mezcla bien surtida de generaciones, incluida la suya, la de los centennials. Y acaba de hacerlo hace unos días, en la apertura de la Cumbre del Clima en el seno de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Su frase más contundente fue: «A menudo, oigo a los adultos decir: ‘Tenemos que dar esperanza a la próxima generación’. Pero no quiero su esperanza. Quiero que se asusten. Quiero que sientan el miedo con lo que hago. Todos los días. Y quiero que actúen. Quiero que se comporten como si nuestra casa estuviera en llamas. Porque así es».

¿Quiénes forman parte de la “Generación del Cambio Climático”?

Thunberg, al igual que la pakistaní Malala Yousafzai, merecedora del Premio Nobel de la Paz en 2014 por defender el derecho a la educación de los niños, forman parte de una generación que emerge con fuerza.

Pero no son sólo Greta, o Malala, también la mexicana-chilena Xiye Bastida, una voz líder para la visibilidad de indígenas e inmigrantes en el activismo climático, o el grupo Zero Hour, cuyos miembros no superan la mayoría de edad, o bien, se unieron a la organización cuando contaban con 15 o 16 años. Asimismo, el niño colombiano Francisco Javier Vera Manzanares, y muchos más que ya asoman la cabeza en sus respectivos países.

En realidad, se trata de infinidad de jóvenes que muestran un apasionado interés en que mejore la situación ambiental. De ahí que se les haya llamado la “Generación del Cambio Climático” o “Generación Clima”.

Por supuesto, la crisis ambiental es un fenómeno que pone los pelos de punta, sin discriminar a ninguno de los eslabones generacionales. Pero son ellos, los jóvenes y niños de ahora (que ya ostentan además otra cicatriz, la de la pandemia de Covid-19), quienes van a llevar sobre sus hombros los esfuerzos para aliviar al planeta antes de que las consecuencias del abuso de que fue objeto ya no tengan remedio. Por eso los jóvenes comparten tanta preocupación.

Y los científicos les dan la razón cuando proyectan una a una las consecuencias o posibilidades que aguardan a unos años a esta llamada “Generación del Cambio Climático” que, por cierto, tiene los años contados y poco margen de acción para enfrentar ese futuro próximo. Y habrá menos tiempo si no se actúa ya. De ahí la urgencia.

Un futuro sin mañana

Durante el “Día de la Juventud”, dedicado a ellos en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático 2021 (COP26), acudieron a Glasgow, Escocia, manifestantes que desbordaron las calles de esa ciudad. Hasta hubo una manifestación convocada por el movimiento “Viernes por el futuro”, que encabeza la activista sueca, protesta a la que acudieron no sólo muchos jóvenes, sino personas de todas las edades que exigían a los gobiernos más acciones y mayor contundencia en la lucha contra el cambio climático, pues, como ellos afirman, es el tiempo de actuar, ¡pero ya!

Incluidos en la “Generación de Cambio Climático” figuran los niños nacidos a partir de la pandemia, a los que se les conoce como pandemials. Añaden a ellos los llamados “coronnials” o “cuarentennials”; o sea, los niños nacidos antes, durante y después de la pandemia de Covid-19.

Un escenario poco halagüeño

En UnoTV reprodujeron un informe de lo que le espera a la “Generación del Cambio Climático“, dado a conocer por la organización Save the Children, titulado, “Nacer en un mundo en crisis climática”, donde compara a los nacidos en 1960, los Baby Boomers, con los nacidos en 2020 y relaciona los efectos que estos niños van a enfrentar con el cambio climático.

El estudio exhibe las diferencias que cada uno de estos grupos de edad  tendría ante los cambios climáticos y añade recomendaciones de lo que podría hacerse para evitar mayores daños a las futuras generaciones:

El informe de Save the Children, “de acuerdo con las proyecciones de los científicos e investigadores en materia de cambio climático, y según una nueva modelización elaborada por un equipo internacional de la Vrije Universiteit Brussel, tanto los pandemials como los centennials, vivirán bajo estas circunstancias:

  • Incendios forestales: un niño nacido en 2020 vivirá un riesgo 2.0 veces mayor de sufrir incendios forestales que los nacidos en 1960.
  • Pérdida de cosechas: los niños nacidos en 2020 presenciarán 2.8 veces más pérdidas de cosechas que las generaciones que les precedieron.
  • Sequías: los niños nacidos en 2020 serán testigos de 2.6 más eventos de sequía que los nacidos en 1960.
  • Inundaciones pluviales: los niños nacidos en 2020 vivirán 2.8 más inundaciones pluviales que los nacidos en 1960.
  • Olas de calor: los niños nacidos en 2020 vivirán 6.8 veces más olas de calor que una persona nacida en 1960.
  • Pero si se respeta el Acuerdo de París (como se sabe, dicho acuerdo, firmado por un buen número de países en 2016, fijó mantener la temperatura ambiental en 1.5°C) o los acuerdos que se establecieron en la reciente COP26, el escenario podría tornarse algo distinto.

De ahí, quizás, la preocupación y el empuje de los jóvenes que claman por un mejor futuro. Este sería el escenario positivo, según el informe de Save the Children.

Los tormentos de la Generación Z

La responsabilidad de desviar el inminente choque contra un futuro incierto por el cambio climático también recae en la Generación Z, o los Centennials, aquellos nacidos entre 1994 y 2010, que comienzan a salir de las aulas para, poco a poco, sumarse al mercado laboral y reclamar su lugar en la sociedad. De acuerdo con una nota publicada en El Sol de México, por Erick Ramírez:

“El 67% de las personas dentro de la llamada Generación Z cree que el cambio climático debería ser la prioridad mundial para asegurar el futuro de próximas generaciones; para la de los considerados «Baby Boomers» de más de 76 años, esta proporción desciende hasta el 57%, de acuerdo a una reciente encuesta realizada en Estados Unidos por el think tank Pew Research. Asimismo, apenas el 25% de las personas más viejas cree que se deberían dejar de usar combustibles fósiles, cuando en la Generación Z la proporción es del 43%. (ver gráficas de la nota en: https://www.elsoldemexico.com.mx/doble-via/data-generacion-z-la-mas-preocupada-por-el-cambio-climatico-6794967.html).

Los centennials deben despabilarse

A diferencia de los millennials, sus hermanos mayores, los centennials son nativos digitales. De hecho, cuando vieron la luz por primera vez la internet ya estaba enquistada en la realidad, lo que fue determinando, para ellos su forma de convivencia y socialización.

Al igual que ocurrió con la generación previa, la llegada de los jóvenes Z a la edad adulta tiene un fuerte impacto en la sociedad y las empresas. Iñaki Ortega y Núria Villanova en el informe Generación Z. El último salto generacional, aseveran que: “…existen grandes expectativas en torno a los jóvenes Z, al ser la primera generación que ha asumido que el mundo se ha hecho pequeño, que la diversidad es consustancial a cualquier sociedad moderna y que el desarrollo democrático, unido al tecnológico, es imparable”, describen.

Desde otro ángulo, Erika Villavicencio, coordinadora e investigadora de Psicología Organizacional en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) añade: “El futuro de los Z no está exento de riesgos y “su dependencia tecnológica los puede limitar para enfrentar una realidad diferente a la digital, y esto junto con una característica común de mal manejo de sus emociones y las relaciones interpersonales los puede llevar a la frustración y la depresión”, advierte.

Cuántos hay en México

En México hay casi 33 millones de centennials, según reporte al tercer trimestre de 2019 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Es decir, uno de cada cuatro mexicanos es un centennial, el grupo generacional más grande del país. Del total, 11.2 millones tienen entre 10 y 14 años y 21.7 millones van de los 15 a los 24 años. De este último segmento, 11.7 millones no trabajan, 69% de los casos se debe a que estudian; 26%, porque realizan quehaceres del hogar, y 5% restante, por otros impedimentos.

Asimismo, hay 9.2 millones de centennials en el país que ya se encuentran en el mercado laboral, con una participación de 16.6% del total, y una tasa de desempleo de 7.9% de la población ocupada con esta edad, más del doble que el promedio nacional (3.7%) en el tercer trimestre de 2019.

Sus sueldos suelen ser muy bajos debido a que la mayoría apenas empieza a trabajar. El 62% de los trabajadores subordinados de entre 15 y 24 años ganaban el año pasado hasta dos salarios mínimos (en el mejor de los casos 6 mil 160 pesos al mes), pero 12% ni siquiera percibía ingresos. Cabe destacar que cerca de 60% no tiene acceso a las instituciones de salud, por encontrarse aún en la informalidad.

Contrastes de una generación muy diferente

La generación anterior a ellos, los millennials, representan el mayor porcentaje de población, en comparación con las personas de la Generación X, la anterior, a su vez, a la de ellos. Con el paso de los años, los centennials, o los del Cambio Climático, acabarán por rebasarlos, tanto en el campo laboral como en otros rubros. Sin embargo, ya se perfilan cambios en las tendencias de consumo.

Para los centennials, el consumo de contenido digital es una de las prácticas más comunes, y en su cotidianeidad utilizan dispositivos móviles para comunicarse y entretenerse.

Un estudio de Kantar Millward Brown revela que en México este segmento representa el 7% de la población, mientras los millennials, ya roza el 25%; y la Generación X (que se ubican entre los 35 y 49 años, según el estudio) representan el 20% de la población en el país.

Según el informe, el 18% de la Generación Z tiene un empleo, del cual el 25% cree que su trabajo representa su personalidad, mientras el 85% de los millennials también trabaja y el 93% de la Generación X cuenta con un empleo.

El 56% de los centennials menciona que cuida del contenido que comparte en redes sociales, y al 52% le gusta tener acceso a música en formatos digitales.

El 85% de la Generación Z en México pasa más de una hora en una computadora de escritorio al día, a diferencia del 86% de los millennials dentro de la misma actividad.

En cuanto al uso del celular, el 85% de quienes forman parte de la Generación Z pasa más de una hora al día en estos dispositivos, mientras el 78% de los millennials confirman hacer lo mismo.

Consumir televisión es otro de los rubros en el que el consumo de información ha cambiado, y más para esta generación, pues el 62% de los nacidos a partir del año 2000 ve más de una hora al día televisión, mientras el 65% de los millennials consumen algún tipo de contenido de este medio.

Para los anuncios dentro de los medios tradicionales, como radio, televisión periódicos, revistas, cine y propaganda al aire libre, el grado de recepción positiva, para esta generación son los siguientes: cine, 69%, propaganda al aire libre, 62%, revistas, 59%, televisión, 55%, y radio, 51%.

En cuanto a dispositivos, la propaganda que se encuentra en Internet, su grado de recepción bien vista para la Generación Z, es de 52% dentro del uso de computadoras de escritorio, a diferencia del 46% dentro de celulares, y el 42% en búsquedas online.

RECUADRO

Identidades y otras fotos en familia

En una foto familiar se pueden apreciar a los abuelos, los padres, los hijos y los nietos, y hasta los biznietos; protagonistas que ya atendieron, o deben atender los desafíos del tiempo que les tocó vivir. Para que los identifique, aparecen en orden de aparición, de atrás para adelante:

  • Los recién nacidos, son los que llegaron al seno familiar a partir de la pandemia y a los que se les conoce como pandemials, también se suman, sin perder su identidad los llamados “coronnials” o “cuarentennials”; es decir, los niños nacidos poco antes, durante y después de la pandemia de Covid-19.
  • Los centennials (o Generación Z), nacieron en el año 2000 y en adelante, y como rutina diaria son los que utilizan dispositivos móviles para comunicarse y entretenerse. Este segmento representa en México el 7% de la población. Nacieron después de 1996 y hasta 2012, y son conocidos como la Gen-Z o centennials. Es decir, tienen entre siete y 22 años aproximadamente.
  • Los millennials (o Generación Y), representa el 25%, y está integrada por las personas nacidas entre 1981 y 1996, de acuerdo con Pew Research. Es decir, tienen entre 40 y 25 años.
  • Y la Generación X (que se encuentran entre los 35 y 49 años) representan el 20% de la población en el país. La Generación X es un grupo que abarca a quienes nacieron entre 1965 y 1982, y, de acuerdo con la OCDE, tienen entre 56 y 40 años, más o menos. Son hijos de los Baby Boomers y padres de los millenials. Esta generación tiene una X que representa la vaga idea de la indefinición.
  • Los Baby Boomers, por su lado, son individuos nacidos entre 1946 y 1965, lo cual los posiciona entre los 55 y 75 años. De acuerdo con un estudio de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), el 70% pertenece a la clase media.

Enrique Chao

Enrique Chao Barona, es consultor independiente, fue director editorial de la revista Expansión por más de 25 años y ahora es director de varios proyectos editoriales para industrias verticales, como Ambiente Plástico y Revista Onexpo, entre otras más. Su correo electrónico es: enrique.chao@mundofarma.com.mx

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba