Home » Columnas » ¿Cómo hablar con sus hijos de la pandemia por el coronavirus?
Ser transparentes, francos, honestos y oportunos, es parte de la receta para aprender a hablar con los hijos.

¿Cómo hablar con sus hijos de la pandemia por el coronavirus?

Columna Salud-Hable

Ante esta pandemia por el coronavirus, hay que ser francos con los hijos y abordar todas las aristas, con el fin de brindarles certezas y tranquilidad.

Ante situaciones extraordinarias, también debemos adoptar medidas extraordinarias, como aprender a hablar con nuestros hijos, porque nunca es tarde, más si éstos todavía son pequeños. He aquí una serie de consejos prácticos para hablar con niños y adolescentes sobre la actual pandemia de coronavirus Covid-19.

Magdalena Macías

La pandemia del coronavirus (COVID-19) ha causado no solo temor por la salud en todo el mundo, además de incertidumbre por la economía en general, y por nuestros bolsillo en lo individual, sino también un mar de ansiedad para los más pequeños de la casa: niños y adolescentes.

Antes que otra cosa, es necesario aprender a hablar con ellos, con el fin de saber si están a salvo, si sus padres también y cómo esta situación, derivada de actual pandemia y asilamiento social, les afectará su vida cotidiana.

El mejor consejo que ofrece dicho hospital (por cierto, uno de los más viejos y grandes del mundo, ubicado en Boston, Estados Unidos) no es ocultar nada ni hablar por lo bajo, como lo llegaron a hacer nuestros padres, sobre todo de los de la Generación X.

Por el contrario, es necesario hablar con nuestros hijos sobre sobre la pandemia del coronavirus, ser franco y abordar estas preocupaciones de frente y sin amagos.

A continuación, van algunos consejos de expertos sobre cómo interactuar con niños de todas las edades para ayudarles a mantener la estabilidad emocional durante la crisis.

  1. Controle la ansiedad. Niños y adolescentes perciben esto con facilidad, lo que hará que aumente el estrés en casa de forma innecesaria. Para ello, habrá que documentarse antes en fuentes confiables, tanto de acciones a nivel social, como de medidas de prevención en casa, como el consabido lavado de manos y evitar saludos y abrazos, entre otras. Hay que hablar con los demás adultos en casa y estar todos en la misma sintonía. En este contexto, no está de más cuidar la salud física, tratando de llevar una alimentación saludable y hacer ejercicios en casa. Cuando los hijos pregunten, hay que abordar el problema diciendo la verdad.
  2. Pregunte a los hijos qué es lo que saben. Ahora que los hijos están expuestos a tanta información, sobre todo por la exposición desmesurada al Internet, redes sociales y medios de comunicación, es muy probable que tengan información de este tema de muy diversas fuentes, pero quizá no sean las mejores ni las más veraces; de ahí la importancia de esta recomendación.
  3. Valide los sentimientos y preocupaciones de sus hijos. Nunca invalide las preocupaciones de sus hijos, que es algo que solemos hacer los adultos, porque todas las preocupaciones son válidas. Quizás les inquiete la salud de los mayores, en especial los abuelitos, o la de usted mismo, por ejemplo, sobre todo si sigue yendo a trabajar en plena Jornada de Sana Distancia.
  4. Responda siempre sus preguntas y ofrezca información nueva. Como a estas alturas no se sabe bien a bien cuánto durará el periodo de aislamiento social, es muy probable que este tipo de conversaciones sean frecuentes. Es importante que ellos sepan que cuentan con usted en todo momento para cuando necesiten hablar de ello. No está de más reservar un momento del día para hablar del tema con los hijos y saber cómo están del corazón, sí, en sus emociones. Al final pregunte si todo está claro para ellos, y si no, vuelva a explicarles.
  5. Predique con el ejemplo. Ofrezca recomendaciones llevándolas a cabo, como lavado de manos, estornudo de etiqueta, aislamiento social, no saludar de mano, limpiar superficies con desinfectantes y demás, si usted mismo no sigue esas indicaciones. Parte de la diversión en familia puede ser aprender a saludar de otras formas que todos podemos inventar. Cuando vea a sus hijos haciendo lo correcto, reconózcalo en voz alta, que es algo que fortalecerá su autoestima, y dígales que no solo cuidan de ellos, sino de los demás.
  6. Bríndeles tranquilidad. Sus hijos se pueden llegar a preocupar por cómo superará usted esta situación. Aquí el consejo es contar historias reales, de usted o de la familia, de cómo han logrado superar obstáculos. Es importante que tengan conciencia de que en la vida hay situaciones difíciles, pero que la mayoría pueden superarse si se trabaja en conjunto por superar ese momento. La idea es forjar en los pequeños resiliencia y esperanza.
  7. No culpe a otras personas. A veces sentimos que todo se derrumba y nos da por culpar al primero que pasa por nuestro camino. No es lo mejor en medio de una crisis sanitaria como la actual y menos hacerlo en términos de raza o clases sociales, como la «gripe china», o la «influenza española», de hace un siglo. Nunca refuerce estereotipos negativos.

Escrito por Magdalena Macias

Magdalena Macias
Magdalena Macías Macías, es socia directora de Comunicación CM, especialista en comunicación organizacional y finanzas personales, ex colaboradora de varios medios de negocios, como Mundo Ejecutivo y Tecnología Empresarial, además de diversas publicaciones internas de la UNAM.

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada..Los campos marcados son obligatorios *

*