FarmacéuticasIndustrias de la SaludSector saludTecnología
Tendencia

Retraso en el desarrollo de Patria, la vacuna mexicana

Aún no se concluye su primera fase

Aún no se concluye el desarrollo de su Fase 1

Por el momento toca esperar y estar atentos a la evolución del estudio clínico de la vacuna Patria y del cumplimiento de la promesa que la actual administración en voz de María Elena Álvarez-Buylla hizo acerca de que la producción del biológico permitirá a México ahorros significativos con respecto a lo que cuesta adquirir las vacunas a laboratorios extranjeros.

Rosalba Hernandez Vidal

En abril de 2021 la titular del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), María Elena Álvarez-Buylla, declaró que: “Tras el éxito obtenido en las pruebas preclínicas, y una vez que se superen las pruebas en humanos, esperamos contar con un desarrollo vacunal 100% mexicano contra la Covid-19 para proteger a la población y lo que nos liberará de depender de las vacunas producidas en el extranjero y contribuirá con el fortalecimiento de la soberanía científica.”

En esa ocasión la funcionaria informó que el desarrollo de la vacuna mexicana llamada Patria avanzaba adecuadamente y se estaban reclutando entre 90 y 100 adultos sanos de la Ciudad de México para integrarse al estudio clínico de Fase 1 y que ante los resultados alentadores que podían anticipar la efectividad de la vacuna se presentaban como fechas tentativas junio y julio para la Fase 2 y agosto y septiembre para la tercera y última fase.

“Si todo sale como esperamos, tendríamos a final de este año una vacuna mexicana que sería puesta a disposición de la Cofepris para su aprobación para uso de emergencia”, explicó Álvarez-Buylla entonces. Sin embargo en sus declaraciones más recientes se ha hecho saber que el desarrollo del biológico está retrasado, por lo que podría no estar lista como se había ofrecido, pues el proyecto no ha logrado salir siquiera de la Fase 1.

No estará lista en 2021

Diversas fuentes periodísticas han informado en días recientes que personas cercanas a la investigación consideran que en este mes de septiembre se anunciará el inicio de la Fase 2, con cientos de participantes que formarán parte del protocolo para comprobar la eficacia del producto y determinar la dosis y el intervalo entre cada aplicación.

Bajo este escenario, incluso si la Fase 2 se desarrollara positivamente, no se puede esperar una liberación de la vacuna en este 2021, pues los análisis son más exhaustivos en cada fase y para la tercera se deben incluir decenas de miles de participantes.

La empresa a cargo del desarrollo de la vacuna Patria

El desarrollo de la vacuna está a cargo de la empresa mexicana Avimex, que recibió 15 millones de pesos de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Amexcid) de la Secretaría de Relaciones Exteriores y 135 millones de pesos del Conacyt. Este financiamiento de 150 millones de pesos se otorgó a esta empresa que por primera vez desarrolla una vacuna exclusiva para utilizarse en humanos, pues se especializa en productos veterinarios.

La tecnología empleada por Avimex es la diseñada por expertos en virología de la Escuela de Medicina Monte Sinaí de Estados Unidos, que encontraron la manera de utilizar el virus de la enfermedad de NewCastle para conseguir una vacuna. Además se agregó una proteína HexaPro (6 Prolinas) desarrollada por la Universidad de Texas.

Para el desarrollo de la vacuna, Avimex instaló dos plantas nuevas, en una se fabricaron los lotes que se están empleando en los protocolos clínicos, y en la otra, se espera hacer la producción a gran escala que se empleará para la Fase 3 y para el uso generalizado cuando sea autorizada y liberada.

¿Una decisión saludable?

En el escenario actual de la pandemia en México sería ideal contar con la vacuna Patria, pues apenas se ha inmunizado al 40% de la población adulta del país, además que a decir del gobierno sería saludable para las finanzas nacionales recuperar la altísima inversión que se hizo para el desarrollo del biológico y reducir o detener la compra de vacunas a diversas farmacéuticas.

Por el momento toca esperar y estar atentos a la evolución del estudio clínico de la vacuna Patria y del cumplimiento de la promesa que la actual administración en voz de María Elena Álvarez-Buylla hizo acerca de que la producción del biológico permitirá a México ahorros significativos con respecto a lo que cuesta adquirir las vacunas a laboratorios extranjeros.

Rosalba Hernández Vidal

Rosalba Hernández Vidal es egresada de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación. Ha trabajado en diversos medios informativos. Se ha especializado en las industrias de la salud. Es colaboradora en Mundo Farma y su correo es: rosalba.hernandez@mundofarma.com.mx

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba