Mundofarma

Energía eléctrica, esencial para salvar vidas en tiempos de pandemia

Al no contar con una energía estable e ininterrumpida en un lugar dedicado a la salud, el establecimiento corre el riesgo de provocar decesos.

Columna Invitada

Contar con tecnología de última generación para escalar los retos actuales, es un factor que hará la diferencia y contribuirá a la ralentización y vencimiento de la pandemia, siendo también un punto central para que ocurra una verdadera transformación en el segmento energético y se reactive la economía del país.

Miguel Hernández, director de Ventas en Generac México

Como sabemos, el mundo se encuentra bajo los efectos de la pandemia del virus Covid-19, que apunta a ser una de las más implacables de los últimos tiempos.

A lo largo de este tiempo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estado colaborando muy de cerca con expertos, gobiernos y asociados para agilizar el conocimiento sobre este nuevo virus, rastrear su expansión, así como brindar un asesoramiento a los países y las personas sobre las medidas para proteger la salud y evitar su propagación.

Ya lo hemos notado en nuestro día a día, las medidas de prevención han sido muy rigurosas en cada rincón del mundo. Supermercados, plazas, centros de entretenimiento, hospitales y más, han optado por cuidar la salud de la población en cada momento.

¿Pero qué pasa cuando no se toman en cuenta factores de riesgo importantes para la protección de la salud, como la energía eléctrica?

Una ardua tarea durante la pandemia de Covid-19

La energía eléctrica es un servicio indispensable, tanto para la sociedad como para su economía. Gracias a ésta, hoy podemos trabajar en casa, contar con educación online y disfrutar del entretenimiento; pero sin duda una acción fundamental es la de lograr que los hospitales y equipos médicos esenciales cuenten con un servicio garantizado para la recuperación de los pacientes afectados por la pandemia. Al no contar con una energía estable e ininterrumpida en un lugar dedicado a la salud, el establecimiento corre el riesgo de provocar decesos.

Durante este estado de alarma por la crisis del Covid-19, los servicios críticos como hospitales, laboratorios, centros de investigación y terapia intensiva han tenido que robustecer su suministro de energía y acondicionarlo para asegurar que sus aparatos, equipos y sistemas puedan continuar en caso de cualquier falla del suministro nacional de energía, pues estos se han convertido en los establecimientos de más importancia para la humanidad con labores de demanda 24/7.

Desde el inicio de la pandemia, las plantas de emergencia han sido una inversión inteligente para toda aquella industria, residencia y comercio que desee continuar con su actividad laboral, y así, asegurar un servicio ininterrumpido al mercado nacional. Son muchos los grupos electrógenos que han dado energía a diferentes actividades y misiones dirigidas a adaptarse esta nueva normalidad.

Suministro eficaz y confiable

Para enfrentar esta situación, los gobiernos de todo el mundo han planteado diferentes estrategias para garantizar un suministro de energía eficaz y confiable a toda la población. Las empresas eléctricas, a su vez, han aprobado medidas y planes que mitigarán el impacto financiero que estén teniendo las organizaciones tras la reducción de la actividad económica.

Estas iniciativas representan nuevos retos para estas empresas, quienes en pocos meses han tenido que garantizar la electricidad a los hogares, extender prórrogas a los pagos de los sectores de la población de menores ingresos, realizar descuentos, crear métodos de pago alternativos y ampliar su red de distribución a las zonas vulnerables, con el objetivo de asegurar el suministro del servicio y garantizar el bienestar de la población.

Los desafíos actuales, una prioridad a atender

A partir de esta crisis, es indiscutible que el segmento eléctrico forma parte del grupo de servicios esenciales, haciendo que los desafíos que enfrenta actualmente se conviertan en una prioridad a atender.

Para concluir, contar con tecnología de última generación para escalar los retos actuales, es un factor que hará la diferencia y contribuirá a la ralentización y vencimiento de la pandemia, siendo también un punto central para que ocurra una verdadera transformación en el segmento energético y se reactive la economía del país.

Salir de la versión móvil